Fundación Casa Ducal de Medinaceli

Ficha de casa

Casa de Prades

Escudo - Casa de Prades

Esta casa condal de efímera existencia tiene su origen en la descendencia segundogénita del infante Pedro de Aragón, hijo del rey Jaime II el Justo. Este infante recibió el condado de Ribagorza en 1322 por donación de su padre 77 y adquirió el condado de Ampurias en 1325 por permuta de unas baronías valencianas con Hugo de Cardona 81 quien desde 1322 se titulaba conde de Ampurias en cumplimiento del testamento de Ponç Hug V, más concocido como Malgaulí, muerto sin sucesión. 78

Este pimitivo condado carolingio lo permutó el infante Pedro en 1341 con su hermano, Ramón Berenguer, por el nuevo condado de Prades que había sido creado por privilegio otorgado en la Catedral de Barcelona el 6 de mayo de 1324. 79 Mediante dicho privilegio, el rey Jaime II había erigido a favor de su hijo menor, el infante Ramón Berenguer, una nueva jurisdicción condal al sur de la actual povincia de Tarragona bajo el título de Conde de las Montañas de Prades y le había concedido también, con la condición de vincularlo perpetuamente a dicho condado, un señorío vecino conocido como baronía de Entenza por haber sido adquirido por el propio rey Jaime II en 1313 a Guillermo de Entenza, muerto sin posteridad.76

La institución de este nuevo condado se inscribe dentro de la política de afirmación del poder monárquico seguida por Jaime II. 73 Hasta entonces, todas las jurisdicciones y títulos condales del principado de Cataluña habían sido consecuencia de la progresiva descomposición del imperio carolingio, o sea no eran producto de la voluntad de un monarca, razón última del título común a todos ellos de condes por la gracia de Dios. Los predecesores de Jaime II se habían limitado, en Cataluña, a conceder títulos preexistentes de conde sobre jurisdicciones condales o vizcondales históricas. Por esta razón, la creación por Jaime II del condado de Prades, el primer título y jurisdicción condal enteramente nuevos en el Principado de Cataluña, significaba un nuevo ejercicio de soberanía que afectaba al escalón más prestigioso del orden estamental. El prestigio del título de conde en Cataluña era muy superior al que podía tener en otros reinos ibéricos, razón por la cual hasta fines del siglo XVI se concedió sólo en otras cuatro ocasiones, sea para distinguir al heredero de la Corona, caso del condado de Cervera (1353), sea para agradecer los servicios de los pocos linajes catalanes que, apoyándose en la Corona, habían conseguido superar la crisis bajomedieval con su poder y prestigio intactos: condado de Cardona para los Folc (1375), el de Palamós para los Requesens (1484) y el de Aytona para los Moncada (1523). 82

Solamente la identificación anácrónica de monarquía y Estado permite ver una contradicción entre la la política de absorción de señoríos de Jaime II, su empeño de asentar el dominio directo de la casa condal de Barcelona sobre todos los primitivos condados carolingios y la distribución de los mismos entre sus hijos. El aumento del poder territorial de la Casa de Barcelona, paralelo a la disminución del de los antiguos linajes condales, podía ser una forma pragmática de corregir, sin atacar las bases del pactismo, las cesiones que del poder real habían hecho sus predecesores con la aprobación de los privilegios General (Cortes de 1283) y de la Unión (Cortes de 1287) por la presión aristocrática. 80

Com ya hemos adelantado, en 1341, los infantes Ramón Berenguer y Pedro, permutaron sus condados de Prades y Ampurias. El mayor valor del condado de Ampurias obligó a Ramón Berenguer a compensar a su hermano (ver Llobet)

El infante Pedro de Aragón desempeñó un papel político y militar de especial relevancia durante los reinados de su hermano Alfonso el benigno y de su sobrino Pedro el Ceremonioso. El primero lo nombró Senescal de Cataluña 84, dignidad que quedó vinculada a la casa de Prades y del segundo fue tutor y principal consejero. A la muerte de su esposa, Juana de Foix, en 1358, profesó en el convento de franciscanos de Barcelona para lo que dividió su patrimonio entre sus hijos: al primogénito Alfonso le dejó el condado de Ribagorza y los señoríos valencianos (Gandía, Denia, etc); al segundogénito, Juan, el condado de Prades con su baronía de Entenza y a los otros dos, Leonor, Reina de Chipre y Jaime, futuro cardenal de la Iglesia, les entregó sus respectivas legítimas. Este II Conde de Prades, llamado ya fray Pedro de Aragón murió, al regreso de una embajada en Roma, el año 1381, en Pisa, donde fue enterrado con el título de Venerable.

(Continuación pendiente de redacción)

 

«« AnteriorPágina 1/4Siguiente »»

Casa a la que se agregó

Ayuda de las casas a las que se agregó esta casa.

(1414)CardonaFicha de la casa

Títulos y territorios

Ayuda de los títulos de esta casa.

(1324 Vigente)Condado de PradesNo disponibleFicha del título
Relación de individuos